miércoles, 22 de diciembre de 2010

El Roscón de Reyes.

El origen de este bizcocho en forma de aro no está relacionada con la llegada de los Magos de Oriente a Belén para adorar al Niño, aunque en España viene siendo tradición tomar el roscón como parte de la celebración del Día de la Epifanía desde hace siglos.

Como muchas de las tradiciones y fiestas occidentales, esta tradición parece nacer en la época romana y sus celebraciones saturnales con motivo del solsticio de invierno. Para esas fiestas se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel y se repartían por igual entre el pueblo y los esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.

Esta tradición de nombrar un rey simbólico a través del hallazgo de ese haba se instauró en la Península a través de la Fiesta del Rey de la Faba, convertida en tradicional en Navarra desde la Edad Media por la corte de los Teobaldos. En esa fiesta, los reyes ofrecían el día de Epifanía una comida entre los niños necesitados, que recibían una porción de rosco semejante al de los romanos y en el que se había introducido un haba. Aquel niño que encontraba el haba en su trozo de rosco era proclamado Rey por un día y entronizado con los fastos y honores de la corte, al grito de “real, real, real”. Esta costumbre se retomó en el siglo XX como conmemoración histórica y desde 1964 se celebra como fiesta itinerante por diversas localidades navarras.

En España el Roscón de Reyes se adorna con frutas caramelizadas y en ambos casos el relleno esconde una figurita y quien la encuentra se ciñe la corona de cartón que trae el pastel.

Si organizamos una cena para comernos el Roscón, prepararemos un menú ligero y serviremos el Roscón de postre. Los valientes, y los niños, lo comerán con chocolate, y los adultos más cobardes lo acompañarán con un vino dulce tipo Pedro Ximénez o Mistela.

Si no nos atrevemos con una cena previa al Roscón, podemos invitar a una merienda tardía, sobre las 7 ó las 8 de la tarde, en la que serviremos primero unos ligeros canapés o tapeo sencillo, para pasar después al Roscón. Igualmente podemos prescindir de los canapés y servir el Roscón junto con otros dulces.

Nadie sabe por qué, cuando hay niños, siempre tienen la suerte de encontrar las figuritas del Roscón. Si los hay, son los auténticos protagonistas de la fiesta. Todo lo prepararemos en torno a ellos y participaremos activamente de su ilusión. 

Como todo el mundo sabe, hay que guardar 3 raciones de cada cosa para Sus Majestades, que se colocan junto a los zapatos para que sepan cuántas personas y de qué edades viven en la casa.

Hay que tener en cuenta que los Reyes son personas de gran prestigio y autoridad, por lo que esas raciones de Roscón se habrán de disponer en platos acordes a su categoría. Del mismo modo, el chocolate se les servirá en copas de cristal labrado, y todo ello, platos con el Roscón y las copas con el chocolate, se dispondrán en una lujosa bandeja que dejaremos junto a los zapatos de la familia.

Seremos generosos y pondremos un bol con rosquillas de anís para los pajes y para los camellos, como también sabe todo el mundo, hay que ponerles un cubo con agua para que se refresquen tras recorrer tantas casas durante toda la noche.

FORMAS ORIGINALES DE PRESENTAR LAS UVAS EN NOCHEVIEJA.


Ya sabemos que hoy en día las venden en botes, tarrinas, bolsitas de celofán... pero una atención con nuestros invitados es personalizar la presentación de las uvas. Os he recopilado una serie de fotografías que hablan por sí solas, y que aportan un buen punto de originalidad a la hora de presentar las uvas en la mesa.

Otra cuestión es el problema que las pepitas representan para algunas personas, sobre todo si las uvas son de buen tamaño. Sobre la piel, si no gusta, no queda más remedio que pelarlas con paciencia, si es que sabemos de antemano que a alguno de nuestros invitados no le gusta.

En el caso de los niños nos ahorraremos algún susto si se las damos despepitadas y peladas. Aquí tenéis un truco para quitar las semillas de forma rápida y fácil.

Y aquí tenéis las fotografías, que no necesitan comentarios. Además, estoy segura de que, después de ver las fotografías, se os ocurrirán sin duda otras formas originales y divertidas, a la par que elegantes, de ofrecer esta fruta tan tradicional en Nochevieja.

Brochetas con color a elegir.


Romboidales bicolores.


Espolvoreadas con oro, la combinación perfecta a falta del cava.


En recipientes especiales.


Simulando erizos, pinchadas de una en una y con posibilidad de elegir color.


Ramillete de calas bicolor.


Para los valientes: maceradas en licor de cerezas y bañadas en cava.


Con unas hojitas de perejil o hierbabuena, simulando un racimo.


Brochetas frutales bicolores, de 6 en 6.



Para los golosos, bañadas en chocolate en su propio racimo.


Más sobre la Navidad y el Año Nuevo:

Sentar a los invitados en las ocasiones especiales.
Servir el menú con el orden correcto.
Elegir el menú.
Cómo acertar con los regalos.
Trucos que ayudan en las celebraciones especiales.
La mesa de los niños en Navidad.
La mesa de Navidad.
La decoración navideña de la casa.
El comienzo de la Navidad.
Las tarjetas de felicitación navideña.
Consideraciones sobre los regalos.
La Nochevieja y el Año Nuevo.
El Roscón de Reyes.
Ideas Navideñas.
Looks festivos de maquillaje, ideales para Nochevieja.
Vídeos relacionados.
Las uvas, el rojo, otras cosas y el Año Nuevo.

Looks navideños ideales para Nochevieja y Año Nuevo.


Aquí os traigo el enlace a diversos vídeos elaborados por Makeupzone con magníficos tutoriales que os irán de maravilla para maquillaros en esta Nochevieja. Hay varios, así que de entre ellos, podréis encontrar los que se ajusten más al estilismo que hayáis decidido para esa noche.

Recordad que, aunque en un acontecimiento como la fiesta de fin de año podamos permitirnos casi todo, el equilibrio y la armonía del conjunto es lo que nos asegura el éxito, sea cual sea el estilo por el que nos decidamos.

Es la oportunidad para maquillarnos como nunca lo podemos hacer durante el año, para ponernos ese vestido que no tiene cabida en ningún otro acontecimiento... los brillos, las lentejuelas... y para hacernos ese peinado especial.

Y algo muy importante a tener en cuenta: los retoques y la compostura. Es decir, que no haya nada ni en nuestro aspecto ni en nuestro comportamiento, que permita a nadie distinguir si estamos al principio o al fin de la fiesta... bueno, tal vez en el comportamiento sí, pero jamás en la apariencia.

Consejos útiles:

  • Por supuesto, un pequeño neceser de retoques para el maquillaje y el pelo.
  • Unas medias de repuesto.
  • No estrenar zapatos esa noche, y si nos empeñamos en hacerlo, sed precavidas y precavidos y llevad otros usados en el coche, pero que sean siempre adecuados al estilismo.
  • Los señores no deben quitarse la corbata ni la chaqueta (si es posible en toda noche, o al menos no hasta después de las uvas).
Y un deseo, que disfrutéis muchísimo de esa noche y que el Año Nuevo sea magnífico para todos.

Más sobre la Navidad y el Año Nuevo:

Vídeos relacionados que te pueden ayudar:












Más vídeos en el Canal de Evento y Gestión.

martes, 21 de diciembre de 2010

Las uvas, el rojo, otras cosas y el Año Nuevo.


Los orígenes de la tradición de comer uvas, parecen apuntar a una importante localidad alicantina, Elche, donde en 1909, hubo una sobre-producción de uvas. De modo que, para hacer frente al exceso, a los viticultores de la región del Baix Vinalopó se les ocurrió regalar el excedente de cosecha alegando que daba buena suerte en el nuevo año el comer una uva por cada campanada.

Desde entonces, se dice que quien no coma las 12 uvas antes de que terminen las campanadas tendrá un año de mala suerte.

Por su parte, la tradición de llevar ropa interior roja el día de Nochevieja parece proceder (tal vez de una leyenda urbana) de los tiempos de la Edad Media, cuando estaba prohibido casi todo para las clases media y baja.

¿Por qué el rojo? Pues recordemos que en la antigüedad siempre se había relacionado el color rojo como el símbolo del demonio, la sangre y la brujería. Por esta relación incluso llego a prohibirse la plantación y consumo de productos de color rojo (tomates, pimientos,..) y por supuesto vestirse con ropas de este color.

Contradictoriamente, en invierno, cuando todo parece estar parado o muerto por el frío y las heladas, el color rojo era un símbolo de sangre y de vida, pero como estaba prohibido y la gente creía que el llevar un símbolo de vida traía buena suerte, en el momento en que el sol empezaba su nacimiento, optaron por llevar ropa de color rojo pero sin riesgos gratuitos, así que inteligentemente decidieron que ésta no estuviese a la vista.

Otra tradición importante que llama a la buena suerte en el nuevo año, es el poner algo de oro en la copa de cava con la que brindamos. Es un rito que, para que surta efecto, requiere no sacar el oro (normalmente un anillo) hasta haber terminado la copa y felicitado a las personas de alrededor. Ojo con esto, pues se ha dado el caso de haberse tragado el oro…

Recibir el año nuevo con dinero en el zapato atrae prosperidad económica, y si quieres viajar durante el nuevo año tendrás que sacar las maletas a la puerta de la casa. Si te una vez terminadas las campanadas, metes las manos en una fuente con azúcar y luego las lavas en otra fuente con cava atraerás el dinero, y si encima enciendes velas blancas, rojas y verdes, dejándolas hasta que se consuman atraerás armonía, amor y prosperidad.

En fin, son juegos divertidos que, si los preparas para compartirlos con la familia o amigos, aportarán entretenimiento y conversación en una noche ya de por sí alegre y distendida.


Más sobre la Navidad:

¡Feliz Navidad y Año Nuevo!



Looks para Nochevieja

lunes, 20 de diciembre de 2010

¿Hay algún truco para que las velas durén mas? Si pongo de las normales no llegan al final de la cena, y no creo que esté bien andar cambiándolas, o sí? Miriam.


No, no queda bonito andar a media cena cambiando las velas por otras nuevas, claro que no. Puedes alargar y ralentizar el tiempo que tardan las velas en consumirse, con este truco:


Metes las velas en un recipiente con agua salada, las dejas todas la noche, y al día siguiente, las colocas sobre un paño dejándolas secar al aire, a la sombra.

Verás como tardan mucho más en quemarse. De todas formas, ya sabes que una comida o cena, nunca suele durar menos de una hora o dos, dependiendo de los platos y de la tertulia, por lo que es aconsejable no utilizar velas pequeñas o muy delgadas.


Cómo despepitar las uvas de fin de año.

He aquí un truco sencillo y rápido para librarnos de las semillas, de tener que masticarlas, o de que los niños se nieguen a comerlas por este motivo.

Para despepitar las uvas con facilidad, y lo que es más importante, sin que se rompan o queden abiertas de forma considerable, utilizaremos un clip de los que utilizamos para agrupar folios, mejor si es labiado. Lo desharemos por uno de sus lados, dejando un alambre más o menos largo dependiendo de la longitud del clip. Con el otro extremo, pinzaremos ligeramente la uva, y con la parte redondeada, substraeremos las pepitas que irán saliendo de una en una.

De este modo vaciaremos facilmente el interior sin dejar mayor abertura que el diámetro necesario para que salgan las pepitas del grano de uva y nadie podrá quejarse del inconveniente.

jueves, 16 de diciembre de 2010

FINALIZA LA 2ª EDICIÓN DEL CURSO "LA MESA Y SUS RITUALES".

Imprimir

Ayer miércoles terminamos la segunda edición del Curso La Mesa y sus Rituales, que se estrenaba como novedad en el Centro de Recursos de Consumo del Ayuntamiento de Alicante. Como en el primero, que comenzó en octubre, ha sido una buena, provechosa y divertida experiencia para todos los participantes, alumnos y por supuesto para mí como profesora. A partir de ahora, los alumnos sabrán aplicar sus conocimientos en el momento adecuado, actuando con seguridad y adquiriendo soltura y aplomo en cualquier situación alrededor de la mesa.

Nos emplazamos para el próximo febrero, en que comenzará el Curso "Protocolo Social y Habilidades Básicas", esta vez en el Centro Loyola de Alicante.

Gracias a todos los que han participado ¡un placer conoceros y pasar estas horas con vosotros!.

lunes, 13 de diciembre de 2010

BESOS Y PROTOCOLOS.

Buenas noches, quería saber si las muestras de afecto son incorrectas en la mesa.

Hola. Supongo que se refiere a muestras de afecto entre una pareja, que tengan lugar durante la comida y en la mesa.

Por regla general, no es muy adecuado, pero naturalmente como todo, depende del porqué y de la ocasión.

Partiendo de la base de que las muestras de afecto forman parte de las relaciones personales íntimas, y que muchas de ellas se reservan para la privacidad, quedan pocas que podamos expresar en público.

Si nos referimos a los niños, habremos de tener presente que el ejemplo es la mejor forma de educación, por lo que seremos cautos con nuestro comportamiento.

Hay algunas muestras de afecto que quedan por sí solas descartadas. Recordemos que en la mesa, las manos han de estar siempre a la vista, con lo cual las manitas por debajo se eliminan.

En la mesa estamos comiendo, y aún en las pausas, estaremos ocupados con la conversación con nuestros compañeros de mesa o simplemente aguardando el siguiente plato, bebiendo, etc.... de modo que los besos también quedan eliminados.

En un espacio acotado, como es la mesa, es muy molesto, incómodo y a veces incluso violento tener cerca a una pareja en esa actitud.

De los abrazos, achuchones, etc., no creo que sea necesario comentar, pues se le añaden movimientos muy incómodos para realizarlos en la mesa.

Ahora bien, si estamos hablando de una celebración íntima, entre una pareja, y nos encontramos en casa, cada uno es libre y todo lo que al otro le parezca bien, bien estará. Pero si esa celebración es en un restaurante, y en público, habremos de guardar el suficiente decoro que nos requiera el respeto mínimo que hay que guardar al resto de personas.

Creo que el sentido común nos aconseja bastante bien, y llegados a una determinada madurez, no hay nada que no podamos reprimir o aplazar para otro momento más adecuado.

Mientras comemos, puede ser mucho más divertido hacer uso de señales privadas, en clave de seducción, que, además de pasar desapercibidas para los demás, pueden resultar mucho más excitantes y divertidas, además de preparar una experiencia posterior muy gratificante cuando estemos ya a solas.

sábado, 11 de diciembre de 2010

¡CUIDADO! LA IMAGEN PELIGRA EN LOS ESCAPARATES.




La cuestión es simple y la planteo directamente: ¿Se encuentra usted a gusto en una peluquería, con el tinte, los rulos, las mechas, el baby... mientras todo viandante que pasa por la calle puede verle impunemente de esa guisa? Yo no. No puedo entender a esos establecimientos que exponen de forma tan indiscreta momentos tan privados de sus clientes, pero aún menos entiendo a los clientes que se sientan tranquilamente en esos sillones sin que les importe ser maniquís de escaparate.

Es como si te pasearas por la Explanada con el papel de plata en el pelo o con el gorro del secador puesto y al rato volvieras a comprarte algo en los puestecillos, pero ya perfectamente arreglada. ¿Para qué nos arreglamos entonces? Si permitimos que se nos vea durante la preparación (nada favorecedora) ¿Qué gracia tiene salir a las dos horas perfectamente peinadas si lo peor ya nos lo han visto?

Esto me recuerda a esas señoras que salen a primera hora de la mañana a  pasear al perrito, en pijama y bata, sin peinar y con las zapatillas de andar por casa, y al rato vuelven a por el pan pero ya de punta en blanco.

Nadie puede recordarte maravillosa si tiene grabada en su mente tu imagen con los pelos de punta (literalmente) y llenos de esa sustancia indescriptible que va cambiando de color.

No hagan esto jamás. Ni exponerse en una peluquería que no defienda su intimidad ni mucho menos lo de la señora que menciono. Por favor.


El messenger, el chat, las redes sociales, los foros.

Imprimir


Existen dos modalidades de chats:

1.  Los chats que se mantienen entre amigos y parientes, una forma de comunicación que es positiva.
2. El que se entra en comunicación con extraños, dado que la persona que está al otro lado no es conocida.

Esto último puede poner gravemente en riesgo nuestra privacidad, pues el anonimato que proporciona una conversación sin tener delante a la otra persona, puede hacernos caer en confidencias que no haríamos personalmente. Conocer a una persona nos lleva meses, y considerarla realmente amiga y por lo tanto digna de tener determinada información sobre nosotros, tal vez aún más.

Por ello, es importantísimo no perder de vista esto, pues desgraciadamente sabemos que existen individuos dispuestos a todo por conseguir unos objetivos dañinos para nosotros. Esto es doblemente grave si pensamos en los niños y jóvenes.

Unas recomendaciones a éstos últimos sobre el derecho y el deber que tienen de salvaguardar su privacidad es absolutamente necesario para protegerles de los peligros de internet.

En cuanto al correo electrónico, deben evitar cualquier referencia personal, como su nombre, sexo, ciudad, año de nacimiento (de uso muy común en los más jóvenes) que pueden servir de pistas para indeseables. Del mismo modo, no deben dar su dirección electrónica sin ton ni son.

Otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de participar en los chats, son


1.    Evitar ironías o sarcasmos, especialmente si la otra persona pertenece a una cultura diferente.
2.    No utilizar un emoticono en cada frase; se cae fácilmente en la exageración.
3.    Una pregunta absurda tendrá respuestas doblemente absurdas. Si se quiere iniciar una conversación, es preferible proponer un tema de discusión concreto y esperar la reacción del canal.
4.    No debe añadirse el nombre de una persona a la lista de usuarios o de grupos sin contar con su permiso.
5.    No agobie al interlocutor con ráfagas de mensajes. No todo el mundo se toma o tiene el mismo tiempo para contestar.
6.    Si no puede atender mensajes en ese momento, cambia el estado a "no disponible".
7.    Si no es realmente necesario o goza de una gran amistad, no aborde inmediatamente a quien se incorpora al chat sin darle tiempo a situarse en el espacio-tiempo.
8.    No critique la forma de escribir o las faltas de ortografía del otro; si bien hay que procurar escribir con corrección, también es cierto que el medio propicia los errores debido a la rapidez de la escritura.

En cuanto a los foros, normalmente temáticos, suelen tener sus normas de comportamiento impuestas por su administrador. Sin embargo, poco puede hacerse con quienes utilizan determinadas prácticas como creación de múltiples perfiles, sobre todo si son para molestar (trolls).

El administrador impone las sanciones que le parezcan oportunas y que pueden llegar hasta el baneo o la expulsión.

El foro tiene un elemento añadido, y es que lo que escribimos es leído por cientos de personas.

Antes de participar en un foro, es conveniente observarlo durante un tiempo para familiarizarse con su funcionamiento, la tipología de personas que intervienen, y asegurarse de que su estilo es acorde a lo que esperamos. Para eso están los FAQ (Frequently Asked Questions o preguntas más frecuentes), y si nos queda alguna duda, investigaremos si en el foro ya existe un apartado para plantear esas cuestiones, que desde luego, deben exponerse siempre desde la humildad y la paciencia, porque lo más probable es que ya haya sido respondido otras veces y su resolución sea mucho más sencilla de lo que nos parece.

Las normas de escritura vienen a ser las mismas que para el correo electrónico o el chat. Nos aseguraremos de que nuestra respuesta es coherente con las anteriores, pues a veces mientras contestamos al posteador 1 se nos adelantaron otros, y nuestra respuesta puede quedar incoherente.

En caso de recibir un mensaje insultante o amenazador por cualquier motivo, no se debe responder inmediatamente, sino contactar con el administrador o moderador para que tome las medidas oportunas.

Las reiteraciones, las explicaciones inacabables, las afirmaciones categóricas, la insolencia… son actitudes y prácticas totalmente censurables en un foro.

No deben criticarse las opiniones de otros, ni creerse en posesión de la verdad.  Del mismo modo, hay que ser cuidadoso con las interpretaciones, pues la multiculturalidad es usual en los foros.

No debe abusarse de las abreviaturas, los acrónimos y los emoticonos. Su exceso puede hacer inentiligible lo escrito. Y por supuesto, evitar siempre que sea posible los smilies animados y sobre todo los grandes, pues consumen muchos recursos del servidor del foro y hacen incómoda la lectura.

Al igual que en los chats, el anonimato de los foros facilita a algunos un comportamiento inadecuado. Aún cuando alguien se identifica, no podemos saber si es real la misma o no.

Antes de contestar, hay que leer detenidamente para asegurarnos de que hemos comprendido lo expuesto.

Pondremos cuidado en elegir nuestro avatar y nuestro nick (apodo), pues será la primera imagen que el otro tenga de nosotros.

Si conocemos la identidad que se oculta tras un nick, no debemos usarla públicamente salvo que esa persona lo autorice. Tal vez no quiera que otros sepan datos personales, del mismo modo que hay que evitar las preguntas privadas en "público".

Y en definitiva, tener siempre en cuenta que lo escrito, y lo publicado, permanece y que perdemos el control sobre ello, pues puede ser copiado y vuelto a publicar en lugares desconocidos para nosotros. Las fotografías, especialmente, deben ser objeto de máxima prudencia y evitaremos publicar aquellas que afecten a menores.

El correo electrónico: normas y comportamiento.

Imprimir


1. Asegúrese bien de la dirección a la que desea enviar el correo. El despiste puede provocar que el correo no llegue, o lo haga a la persona equivocada.

2. Envíe solo lo que le quiere comunicar o lo que le han pedido. Es realmente molesto recibir continuamente correos con archivos innecesarios que sólo llenan el buzón del destinatario. Y por supuesto, si no es realmente interesante o importante, no envíe archivos absurdos a direcciones de trabajo.

3. Ponga siempre el asunto del mensaje. Su clara visión le dará una idea clara y resumida del contenido del correo al destinatario, y puede hacer que se interese inmediatamente por él.

4. Escriba un saludo, un cuerpo y una despedida. El correo electrónico lo único que hace variar es la inmediatez y la comodidad, pero en esencia es una carta, y por lo tanto usará el tratamiento adecuado al destinatario, y la familiaridad o distancia personal que proceda.

5. Una dirección de correo, como lo es la postal, es privada. Se la dieron a usted para ser usada con discreción. Por lo tanto, debe evitar reenvíos a terceros usando las direcciones de otros.

6. Escriba y redacte de forma clara y ortográficamente, y no escriba todo el texto en letras mayúsculas pues en internet eso se interpreta como un grito. Tampoco debe utilizar diversos tipos de fuentes en la misma carta, muchos colores y smiles o dibujitos.

7. Si envía un correo a varias personas, utilice el campo de la copia oculta para evitar que los demás destinatarios del mensaje conozcan las direcciones de las otras personas.

8. Como una carta que es, el correo electrónico debe firmarse al menos indicando su nombre al pie del texto. Puede añadir su dirección, su teléfono, su página web, etc.

9. Los correos deben contestarse siempre en las 24 horas siguientes a su recepción. Es una descortesía importante mantener sin respuesta a quien nos escribió. Si el mail es rápido en el envío, debe serlo también en la respuesta.

10. No participe en las cadenas. Enviar correo no deseado o las típicas cadenas de mensajes es muy molesto para quien las recibe y hace perder tiempo.

11. No envíe archivos grandes. No todo el mundo tiene buzones ilimitados. Hoy día existen multitud de programas capaces de comprimir archivos de todo tipo. Además, un gran tamaño en el archivo puede provocar que no se envíe o se bloquee el buzón.

12. No pida confirmación automática de los mensajes que envíe. Es de pésima educación pues supone colocar al receptor de su mensaje en la disyuntiva de elegir entre que piense que no lo recibió y enviarle información personal que no tiene porqué compartir con nadie, como la hora en la que está abriendo su correo.

13. Si la importancia de un mensaje lo justifica, conteste inmediatamente para que el remitente sepa que lo ha recibido, aunque vaya a mandarle una respuesta más larga más tarde.

14. En los mensajes evite ironías o sarcasmos, especialmente si la otra persona pertenece a una cultura diferente.

15. Recuerde siempre que lo leído no tiene por qué sonar como usted lo escribió, y que tampoco existe la entonación ni la modulación de la voz. Por lo tanto, relea siempre sus mensajes para asegurarse de que nada puede ser malinterpretado.

La Netiqueta, o las normas de comportamiento en el WWW.

Imprimir


Una demostración práctica de por qué hasta quien no lo piensa, acaba reconociendo que necesita un protocolo de actuación, es el usuario de internet. Y esto viene a confirmar que efectivamente, el protocolo y las buenas maneras en las relaciones humanas son imprescindibles incluso en la más rotunda modernidad, como es la Red.

La expresión netiquette o netiqueta deriva de la contracción de net ("red") y etiquette ("etiqueta"). La netiqueta es el conjunto de normas dictadas por la costumbre, la experiencia y el sentido común que define las reglas de urbanidad y buena conducta que deberían seguir los usuarios de Internet en sus relaciones virtuales.   

Subyacen a esta investigación un texto básico relativo a la netiqueta como es el R.F.C. 1855 Netetiquette Guideliness, y los denominados diez mandamientos para la ética del ordenador,  que se acaban reflejando en el código de conducta que deben seguir los usuarios de internet:

1. No usarás el ordenador dañar a otras personas.
2. No interferirás con el trabajo de ordenador de otra gente.
3. No te entrometerás en los archivos de otra gente.
4. No usarás el ordenador para robar.
5. No usarás el ordenador para dar falso testimonio.
6. No usarás o copiarás software por el que no has pagado.
7. No usarás recursos de ordenadores de otra gente sin autorización.
8. No te apropiarás del trabajo intelectual de otra gente.
9. Reflexionarás acerca de las consecuencias sociales del programa que elaboras.
10. Usarás el ordenador en la forma en que muestres consideración y respeto.

Esas son las normas básicas consensuadas en la Netiqueta. A partir de ellas, se establecen otras que se van haciendo necesarias conforme se avanza en la tecnología. El correo electrónico, la participación en foros y chat, en redes sociales… cada uno de ellos hace necesario un protocolo de actuación que recoja las necesidades de todos, y que partan siempre de la esencia de su propia creación: favorecer las relaciones humanas en un ambiente positivo.

CÓMO CREAR UNA NET-TORTURA.

Imprimir


Ponme un mail a jackzzumya_332mylov-e@hotmail.comUna dirección parecida me dijeron, por teléfono, ayer. Naturalmente la he cambiado un poco para que el interesado no se reconozca.

Sinceramente, enterarme y ser capaz de escribir esa dirección de correo fue una tortura. Pesado, aburrido y torturante. Me cuesta entender qué puede haber en la cabeza de alguien que se crea una dirección de correo electrónico en esos términos. Por esencia, un correo electrónico pretende ser algo ágil, fácil, fluido. Es algo que tiene por objeto facilitar la comunicación, que a nadie le de pereza dirigirse a ti y que eso redunde en tu beneficio, sobre todo cuando se trata de cuestiones profesionales.

Y a estas me referiré, puesto que en las lúdicas, ociosas o divertidas podemos permitirnos licencias casi de todo tipo.

Para comunicarse por internet, existe algo llamado Net-etiqueta. Son unas normas básicas que intentan unificar los métodos y formas de comunicación a través de la WWW.  Entre ellas, podríamos incluir los correos electrónicos, definiendo cuáles son sus normas adecuadas de uso.


Cuando vamos a crear una dirección de correo electrónico, debemos analizar unos mínimos factores:

¿Para qué es? ¿Es para mis relaciones profesionales? ¿Qué idioma es el mayoritario de mis contactos? ¿Quiero que se relacione con la imagen corporativa de mi empresa? ¿Tengo web propia con dominio personalizado? ¿Voy a usar un servidor ajeno? ¿Es para tontear por Meetic?

Como ejemplo, usaré mi propia dirección.

Efectivamente, es para mis relaciones profesionales. Por lo tanto, ha de ser algo fácil de pronunciar, no ha de contener letras confusas al vocalizarlas (de, be, eme, ene) lo cual significa que ha de estar constituido por sílabas fácilmente identificables, nada de letras sueltas. Utilizar dmena nos creará la dificultad de aclarar que la “d” no es “de”, y tal vez que “me” no es “ne”, y que la “i” es latina y no griega.

Otra cuestión son los guiones y los números. Multitud de veces he participado en conversaciones tales como “guión normal” o “guión medio” o “guión alto” o “guión bajo” o “barra baja”. Y lo peor viene después del guión (sea el que sea) cuando te dicen “12, pero en número”.

¡Cuando llegas al “puntoloquesea” necesitas beber algo fresco! Sobre todo, porque la mayoría de las personas desconocen que cuando se ha de deletrear una palabra, hay que utilizar preferentemente las provincias de tu país. Todo el mundo –quiero pensar-, las conoce y las reconoce. Decir “jota” de Jaén, “be” de Barcelona, hace imposible la confusión. Pero si utilizamos “jota, de jersey”, tal vez nuestro interlocutor piense que jersey se escribe con “g” de gente. Uff.

Y por supuesto, si es profesional, tendrá que ser serio. Si en lugar de eventogestion@gmail.com hubiese elegido, por ejemplo protocolo-rubita@gmail.com, o charitog@gmail.com, pues no digo que tal vez me hubieran escrito más, pero estoy segura de que no serían los tipos de correo adecuados a esta web. Por lo tanto, fuera cualquier connotación que no sea profesional (salvo que hablemos de ese tipo de profesión), y fuera también a cualquier referencia a cuestiones físicas, diminutivos, superlativos, etc.

Si mis contactos van a ser mayoritariamente hispanos, complicaré las cosas si me creo un correo como eventmanagement@gmail.com, que no digo que no quede profesional, pero me complicará la pronunciación en español y reconozcámoslo, pronunciar el español en una dirección inglesa para que se nos entienda bien queda algo ridículo. Siempre que sea posible, si somos de habla hispana y nuestras relaciones también lo son mayoritariamente, utilicemos nuestra lengua madre, todo será más fácil.

Sobre la identificación con la imagen corporativa de mi negocio o empresa, es tan obvio que hay poco que comentar. Si mi empresa es Puertas Martínez, lo más consecuente es que mi dirección sea puertasmartinez@----. Si necesito puntualizar departamentos internos, puertasmartinezcontabilidad@---- es extremadamente sencillo. Si tengo que personalizar en alguien, alfonsopuertasmartinez@---- no puede ser más claro.

Si mi empresa dispone de un dominio propio, la cosa se simplifica aún más:

puertasmartinez@puertasmartinez.com,
contabilidad@puertasmartinez.com,
alfonso@puertasmartinez.com.

Si no tenemos dominio propio y tenemos que usar un servidor ajeno, evitaremos los popularmente conocidos como “sociales”. Es decir, todos aquellos que digan lo que digan sus autores, son utilizados en las redes sociales y de contactos. Los Hotmail, tanto los .es, .com, los Live, etc., han demostrado sobradamente su vulnerabilidad, por lo que podemos llevarnos un disgusto cuando menos lo esperemos. Además, son servidores de correo que normalmente se asocian a actividades lúdico-sociales-de contactos, por lo que alejar a nuestra empresa de ellos sólo nos beneficiará.

Para ligar en las páginas de contactos, hay otras normas que seguro son más conocidas.